No debemos hacer apología del crimen: Ricardo Reynaud Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

No debemos hacer apología del crimen: Ricardo Reynaud

El actor aborda en entrevista el reto de trabajar en producciones que tratan el narcotráfico entre una delgada línea.

Ricardo Reynaud interpreta a Germán "El Pastor" Soto, un predicador cristiano encarcelado por una historia turbia dentro de la telenovela "Enemigo Íntimo". | Agencia México

MONTERREY.- En recientes años, las narcoseries han ganado terreno en la televisión. Producciones con esta trama se transmiten a cualquier hora del día y generan un impacto en la sociedad.

Ricardo Reynaud, actor quien interpreta a Germán "El Pastor" Soto, un predicador cristiano encarcelado por una historia turbia dentro de la telenovela Enemigo Íntimo, comparte su postura sobre esta clase de historias.

"No debemos hacer apología del crimen, es una cosa muy delicada, porque de pronto los chicos, los muy jóvenes creen que son héroes o heroínas los narcotraficantes, los gestores de la violencia, y no es así. La violencia es algo que causa algo muy negativo en la sociedad y tenemos que aprender de eso" aseguró. "Hay que presentar, tanto en las películas y series, las consecuencias que acarrea la violencia, no es ningún juego, lo estamos viendo día a día con todas las historias de narcotráfico en México, se debe apuntalar a que, si se toca la violencia, se hable de las consecuencias de la misma".

El actor apuntó qué fue lo que lo motivó a aceptar a este personaje, que al igual que en otras producciones, aborda este problema que sigue afectando hoy en día.

"(En esta novela) se busca más encontrarle la justificación, el punto humano a los personajes. Y eso es lo que no se gesta en la mayoría de los proyectos de las narcoseries. Tienden a confundir a la gente y si eventualmente a hacer apología del crimen, y es un tema muy delicado". Para interpretar este papel, Reynaud se sumergió en la aventura de hacer un personaje con una psicología compleja, ya que tuvo que estudiar de cerca a figuras que realizaran lo mismo que se le pedía.

"Hablar de una persona que se está involucrando en esta gesta violenta del narcotráfico, y que predica la palabra, que tiene una creencia religiosa, al igual que muchas personas en este planeta, me parecía muy delicado", dijo. "Desde el principio acudí muy respetuosamente a un par de ceremonias religiosas y un pastor me llamó la atención, y de ahí fue un disparador muy importante de la imaginación, imaginar al pastor que estaba viendo en la iglesia, como sería una vida de una persona así en su intimidad, con su esposa, y si tuviera que predicar a la cárcel, otro tema muy delicado que tocamos en la serie".