Inglaterra. Menor se quita la vida tras sufrir bullying por ser gay Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Niño de 12 años se quita la vida tras ser víctima de bullying por su orientación sexual

El joven Riley empezó a tener ansiedad por ir a la escuela, debido a los constantes abusos de sus compañeros, golpes y críticas que le perjudicaron.

Inglaterra. Menor se quita la vida tras sufrir bullying por ser gay
Inglaterra. Menor se quita la vida tras sufrir bullying por ser gay

EUA.- Un niño de tan solo 12 años de edad, víctima de maltratos y de bullying, terminó por quitarse la vida cansado del ambiente en el que vivía. Riley Hadley, como fue identificado el menor, era un niño común, que acudía a la escuela, tenías sus amigos, una familia y un gran futuro como todas las demás personas de su edad, sin embargo, una serie de acusaciones en su contra lo llevaron a ponerle fin a su vida.

Con base en la investigación que se realizó en torno al caso del joven Riley Hadley; el pequeño de 12 años empezó a sufrir acusaciones en contra de su orientación sexual cuando entró al séptimo grado de estudios en la escuela Sidmouth Community College en Devon.

De acuerdo con lo narrado por su madre, Alison Holmes, desde que entró a la escuela, Riley, en el séptimo grado, el pequeño se comenzó a acercar a ella y a platicar sobre las dudas que surgían en él al darse cuenta de que le empezaban a atraer los niños.

Después de esta charla el chico de 12 años, fue víctima de constantes ataques por parte de otros jóvenes de la entidad, en donde sufría de golpes de chicos en el parque público, lo golpeaban en la escuela y hasta lo sacaron a la calle a puro puño.

Sufrió consecuencias del bullying

El joven Riley empezó a tener ansiedad por ir a la escuela, debido a los constantes abusos de sus compañeros, golpes y críticas que le perjudicaron; por lo que la madre Alison Holmes, decidió educarlo desde casa, por un tiempo.

Tras los problemas mentales que se iniciaron debido al bullying de los chicos que lo molestaban, acudió al doctor en septiembre del 2019, donde su madre tenía las intenciones de meterlo a la escuela debido a que ella necesitaba trabajar.

Un día, cuando Alison regresó de trabajar, se encontró con lo peor que una madre puede experimentar. Su hijo, Riley, se había quitado la vida mediante asfixia de ahorcamiento.