Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Duranguenses crean caretas para contingencia por Covid-19

Es un mecanismo según sus creadores, una forma de mitigar la cadena de contagios en estos momentos.

Durango, Dgo. Crearon caretas para la contingencia por el Covid-19 y trabajan en ventiladores artificiales en caso de ser requeridos en Durango. Es la sociedad civil, al menos 60 personas que decidieron ayudar para mitigar el daño que se pueda tener por el coronavirus.

José Sosa, dueño de MakerSpace y Prótesis, dijo que lo que buscan es ayudar a la gente que lo necesite, y ya tuvieron reuniones con el sector salud en Durango para crear las caretas que cuentan con dos modelos que ayudarán a los doctores y enfermeras que tienen el primer contacto con los pacientes.

Por medio una estructura de plástico se colocan películas de acetato transparente que cubren el rostro entero de las personas, y es imposible que se filtren fluidos por los que se transmite el coronavirus.

Para las personas que se encuentren por su trabajo en riesgo, con la organización se pueden hacer los pedidos de máscaras a 50 pesos, solamente una cuota de recuperación por el gasto del material.

Uno de los mecanismos es que con una figura plástica que se coloca en la cabeza, se colocan las películas de acetato transparente, y que se pueden cambiar en el momento que lo consideren necesario, por lo que es una medida que aplica para los turnos en los hospitales, fábricas o empresas maquiladoras. Es un mecanismo según sus creadores, una forma de mitigar la cadena de contagios en estos momentos. Y para las personas que tengan contacto frecuente con personas en la calle, lo podrán portar sin ningún problema y sin afectar sus actividades.

Expuso que ya se tuvo un primer contacto con personas de los diversos sectores salud para que se puedan usar las caretas, principalmente las de las personas que se encuentran en contacto directo con casos sospechosos o los mismos pacientes confirmado, por lo que es una buena opción, pero también existe la posibilidad que las personas las usen en la calle para evita cualquier problema que se pueda presentar en las dos semanas más críticas de trasmisión.